martes, 7 de febrero de 2017

elige tu propia metáfora


Busco inspiración hasta en un vaso de agua. No puedo, no es tan fácil. Me traba ver fotos de tu cara en muchas columnas de la ciudad. Me gusta saborear el camino trabajo-casa porque ya le siento gusto a último viaje; me acompaña una guitarra a todos lados para aprender canciones diferentes con las únicas notas que sé tocar. Me enamora mi presencia junto a la calma del río, que solo considera al presente como cuestión simple y abreviada de una vida a la que le queda mucho por aprender. 
Me bajonean las relaciones inconclusas, aquellas que no te dan ni un poquito de cabida, hasta que me doy cuenta de que estoy rodeada de todo lo opuesto (también) y se me pasa.
A veces se me da por esperar un mensaje en mi celular de unx desconocidx que busque algo más que respuestas sobre el futuro y preguntas sobre el pasado.
Y cuando un abrazo es lo primero que deseamos? Mejor cambiamos eso de lugar por la mejor droga del momento: un plato de comida (si viene repleto de tomates, mejor).



1 comentario:

efedefede dijo...

pucha, el abrazo, creo que es lo más cercano que conozco a parar el tiempo. Unos segundos por lo menos.