lunes, 22 de junio de 2015

Carta al Dr. Trustler - William Blake (1799)





El árbol que mueve algunos a lágrimas de felicidad,
en la Mirada de otros no es más que un objeto Verde
que se interpone en el camino.
Algunas personas Ven la Naturaleza como algo Ridículo y   Deforme,
pero para ellos no dirijo mi discurso;
y aun algunos pocos no ven en la naturaleza nada en  especial.
Pero para los ojos de la persona de imaginación,
la Naturaleza es imaginación misma.
Así como un hombre es, ve.
Así como el ojo es formado, así es como sus potencias quedan establecidas.

3 comentarios:

Jorge Curinao dijo...

Son las hojas que sueñan ser árbol.

Ivana Rough dijo...

¡Qué honor tu tiempo acá!

Jorge Curinao dijo...

¡Abrazo!