miércoles, 8 de agosto de 2018

manija




¿Qué nos está pasando?  ¿En serio, estamos debatiendo qué significa la vida, cuando ya en muchos países del mundo el aborto es ley? ¿Qué nos creemos lxs Argentinxs, que somos lxs reyxs del universo, y que tenemos el poder ético para debatir eso, como si no estuviera ya comprobado con la ciencia, estadísticas y estilos de vida? Pueden mirar más allá de su ombligo? Si en India mato una vaca soy una asesina. Si la mato en Argentina soy una empresaria. La vida y la muerte son definidas por la cultura, la moral y la religión. Y en este país parece que nos acostumbramos a las grietas, que somos tan básicxs que nos segmentamos en partidos y en ideologías opuestas. Hablemos como y con el pueblo, que tiene acceso a la MEMORIA. Y de memoria sabemos DEMASIADO. Esto ya lo vivimos con la ley del matrimonio igualitario. Con la ley del divorcio. Por las ideas individuales, conservadoras, patriarcales y capitalistas creemos que se puede decidir por el de al lado. Juzgarlo. Condenarlo. Y sólo cuando conviene, porque hay mucha basura que siempre es mejor taparla bajo la alfombra. Hay que luchar por hacer un mundo mejor. Y el camino es con libertad. Lo que humaniza al embrión es el deseo materno. 




No hay comentarios: