martes, 3 de julio de 2018

satelital


Siente que está taan llena que no va a poder escribir. Sabe que hoy comió muy desordenado y que estuvo
cambiando el curso de los hechos para abrir una nueva realidad, autogestionada y amiga. 
Sabe que su cena la dejó muy tirada,
sabe que tener demasiada libertad puede ser muy peligroso.
Respira aire lunar. Y se siente más cómoda de noche. Quizás se esconde muy bien bajo la oscuridad,
quizás la luz la expone demasiado y sus reflejos la torturan. Igual necesita el cielo, necesita ver
esos puntitos blancos que forman miles de millones de figuras en el espacio negro e infinito.
Se va. Se pone a pensar en eso y vuela, y festeja su goce por lo nocturno y todo lo que lo
compone: piensa que es más lindo para hacer el amor. 
En el corazón más profundo de la madrugada
los llantos, los miedos , y también los grandes placeres
parecen tomar otra dimensión
por eso aprecia los momentos de sol
esas dosis de calor que le permiten desnudarse
con más
seguridad.

No hay comentarios: