martes, 22 de mayo de 2018

la diferencia entre el pasado y el recuerdo está en como lo contamos



Empezamos a gustarnos cuando nos aburrimos del mundo, y cuando era fácil escondernos porque no compartíamos personas en común. Nos encontramos en un momento de mierda en el que estábamos lxs dxs re mambeadxs pero asumidxs a medias, y en vez de querer ayudarnos nos destruimos un poquito más. Estuvimos por algunas noches, siempre de noche... y el total de nuestra evasión de tristeza mezclada con lujuria duró con furia unos diez días. Qué sensación horrible, estábamos tan necesitadxs de un abrazo que tapábamos todo con unas revolcadas básicas y flojas, desparramábamos todo el dolor del pasado próximo en unas sábanas limpias y puras que lamentaron tanta información y con los días se pusieron ásperas y frías.
 Después de eso se vino un período de vergüenza total en el que desaparecí, me extinguí como un pedazo de tetas que fueron exprimidas y que ya no sirven más. Intenté volver el tiempo atrás pero recuerdo siempre que cada uno piensa lo que quiere, y siempre es más fácil engordar el ego y creer que hay personas que sirven para determinados momentos y se descartan como pañuelos y  ya, la mayoría de las veces, sin querer. Nos inunda el miedo y preferimos borrarnos del mapa.
 Y me di cuenta, tarde, que era una gila. Que lo buenx que estabas tenía la misma proporción de ignorancia por el amor al otrx, asumí que otra vez no podía confiar en mis instintos porque los patrones de acción eran exactamente iguales al momento en el que mi corazón se rompió y mi vida tuvo que volver a conectar pedazos, casi como en un rompecabezas, pero las piezas se acomodaron en otros lugares por suerte más firmes.
Estoy escribiendo esto casi un año después, después de muchas cosas, de tantas que no te das una idea. Estoy segura que el tiempo te pasó igual de rápido a vos, aunque no tenga la menor idea de tu vida. Después de verte desde este lado de la playa todo adquiere otros sentidos. Vas a pensar que reaccioné como una pibita que te borró del facebook . Vaya unx a saber. Yo solo se que no te crucé nunca más.  Que esto de las vibraciones es posta que funciona porque cuando nos tuvimos que cruzar  éramos como playmobiles manejados por una fuerza superior que aparecíamos doblando las mismas esquinas y cruzando las mismas calles.
Esa fue la forma en la que todo tenía que ser, tal vez.
gracias.

No hay comentarios: